1.12.07

Secreto

De la infidelidad
adoro el infame
puñal en la espalda.
Las manos furtivas
buscando paz
en un cuerpo ajeno.
La taquicardia, el
riesgo.
Adoro la piel
que huele a otro,
la certeza de
hacer lo
prohibido.
Eso,
sin duda,
me calienta.

Esos pasillos,
baños, esas
puertas, penumbras,
que todo saben y
conciben los secretos
más perversos,
eso me calienta.

La infidelidad,
me temo,
me calienta.

1 comentario:

L o nora dijo...

estas dulces metaforas son tuyas? ¡me encantan! besote