23.4.08

Luz oblicua por la ventana

Sucede que
todo aquel dolor,
el llanto,
el silencio
y la oscuridad
con las que llené
otras páginas
regaron mis
tierras.

y ahora
los primeros,
verdes,
brotes se
me enseñan.

Mis ojos,
agotados e
hinchados por
las lágrimas
brillan
y cantan alegrías.

Sucede que
aposté por el
dolor de vivir
la vida
y aposté
bien.

El dolor
cimenta.
lágrimas son
semillas.
Superación
es un enorme
jardín.

La vida
también es
luz.

5 comentarios:

josefina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
josefina dijo...

la vida también es un círculo.
un círculo de luz, entonces.
me descubriste.

circulosdeluz.blogspot.com

todo vuelve a empezar. siempre.

Juana Arcadia dijo...

Hace tanto que no pasaba por acá. Me alegra saber que el dolor sea ahora luz.

santos dijo...

entender que la mala es solo un invalorable aprenidzaje es igual de importante que valorar la buena, porque nunca sabemos cuanto esta puede durar. la bendita ingorancia no es mas que alegria a medias. grande franco, de corazon me alegro que estes bien.

martin dijo...

FRANK...
MUY BUENO!!!
El dolor
cimenta.
lágrimas son
semillas.
Superación
es un enorme
jardín.
ME ENCANTO...
CON FUERZA AMIGO Y SIEMPRE PARA ADELANTE